Lechuga Italiana Roja | Hidroponica

ComposiciónLechuga morada
Energía15 kcal
Agua95,6 g
Proteína1,3 g
Grasas0,2 g
Carbohidratos1,4 g
Fibra0,9 g
Vitamina A751 mcg
Vitamina E0.15 mg
Vitamina B10.06 mg
Vitamina B20.08 mg
Vitamina B30.32 mg
Vitamina B60.1 mg
Folatos36 mcg
Vitamina C3.7 mg
Vitamina K140 mcg
Fósforo28 mg
Potasio190 mg
Calcio33 mg
Magnesio12 mg
Hierro1,2 mg
Zinc0.2 mg

Lechuga Roja o italiana
1. Mayor contenido en antioxidantes
Los alimentos del reino vegetal que cuentan con un color rojo o morado intenso presentan en su interior una serie de pigmentos con elevada capacidad antioxidante: las antocianinas. Se ha demostrado que esta clase de fitonutrientes resulta esencial para prevenir la formación de radicales libres, lo que reduce la incidencia de muchas patologías crónicas.

Dichos compuestos también contribuyen a prevenir el desarrollo de las enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer. Por este motivo, es importante que aparezcan en la dieta de forma habitual.

El alimento que concentra una mayor cantidad de antocianinas en su interior es el arándano. Sin embargo, otros representantes de los vegetales, como la lechuga roja o la remolacha, también destacan por la presencia de dicho fitonutriente.

Arándanos con antocianinas.
Las antocianinas son antioxidantes naturales que se encuentran como pigmentos en muchos vegetales, por ejemplo, los arándanos.
Para saber más: ¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

2. Mejora el tránsito intestinal
Si por algo destaca la lechuga en general, tanto la verde como la roja, es por la presencia de fibra. Esta sustancia es fundamental para mejorar el tránsito intestinal y para prevenir el estreñimiento, de acuerdo con una investigación publicada en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Además, la fibra soluble que contiene la lechuga sirve de sustrato energético para las bacterias que habitan en el tracto intestinal. De este modo se mejora la salud de la microbiota, que se vuelve más funcional. A partir de aquí se reduce la incidencia de muchas patologías inflamatorias del tubo digestivo, gracias a la síntesis a nivel interno de ácidos grasos de cadena corta.

3. Garantiza un buen estado de hidratación
La lechuga roja contiene una gran concentración de agua en su interior. Su consumo, por lo tanto, contribuye a alcanzar el equilibrio hídrico, ayudando a evitar que se desarrollen procesos de deshidratación.

Hay que tener en cuenta que, gracias a la fibra y al agua que contiene, la lechuga roja es capaz de generar saciedad. Según las evidencias, el consumo de un vaso de agua de forma previa a las comidas ayuda a suprimir el apetito. La lechuga puede realizar un efecto parecido, por lo que incluirla como primer plato puede ser un acierto si se pretende bajar de peso.